Martín Marcou en “Hijo del Campo”, en Espacio Tole Tole

Deseos y fantasías de un trabajador rural en un galpón de esquila en plena estepa patagónica

Los sábados, a las 20.30 horas, en Pasteur 683, Capital. 

Ser homosexual en plena estepa patagónica, mezclado con el paisaje y en las tareas con los peones rurales, pero sin dejar de llamar la atención de la propia peonada, de su padre y de sus hermanos mayores.    

Paisaje, ambiente y “la soledad del que se siente distinto”, además de otras soledades propias del lugar y del trabajo.  

La ambientación lleva a un entorno simbólico, conservador del ambiente rural, que el texto se va a encargar de deshilachar.  

Es ese texto preciso, con descripciones puntillosas de las tareas del campo, lo que hace de “Hijo del Campo” una obra de teatro profunda, pero sobre todo, noble.

Esa misma precisión encierra los deseos y fantasías del hijo del  patrón, el “desviado”. Una especie de mutación de gesto y texto, que se resuelve al final.

Todo planteado sin exageración, a veces, la gran debilidad de las obras de teatro independiente.

La mirada y el gesto –el brazo derecho, en alto, señalando con el dedo índice- puestos en el horizonte, advierten que el futuro de este muchacho no está en la estancia, ni en la vida familiar. Ni siquiera, en el Sur.

 

Actúan: Martín Marcou y Carolina Curci

Iluminación y spot: Gonzalo Pérez

Fotografía: Leandro Martínez

Música en vivo y versiones: Carolina Curci

Dramaturgia: Martin Marcou

Dirección: Martín Marcou y Leandro Martínez

 

Entrada general: $50,- (pesos cincuenta)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

MULTIMEDIA

 

Diversidad en movimiento


 


 


 


 


 


 

Noticias de Diversidad